twitter facebook

Navidades libres de estrés

Organizar cenas, comidas, comprar regalos, juntarse con la familia, los amigos, ir a múltiples eventos y compromisos dan lugar a situaciones estresantes y agotadoras para cuerpo y mente. Aunque no lo parezca, el estrés y la ansiedad en navidad afecta a más del 60 por ciento de la población. Aunque sean fechas para celebrar y disfrutar de la familia existen síntomas que prevalecen en esta época. Éstos son irritabilidad, migrañas, dolor muscular y pensamientos negativos. Para poder afrontar estas fechas es recomendable, ante todo, saber organizarse y así mitigar los efectos negativos que pueden llegar a tener estas entrañables fechas.

¿Cómo tener unas navidades sin estrés?

1. Organización: Si este año te toca ti organizar las cenas importantes, saber hacer una buena planificación es esencial para olvidarte de agobios. Hazte listas con los invitados, y los productos que necesitarás comprar para que no te pille todo de sorpresa a última hora.

2. Priorizar: Son fechas de muchos compromisos sociales y a veces es imposible poder acudir a todos. Priorizar cenas, comidas y quedadas es fundamental para poder disfrutarlas.

3. Colas de última hora: Este aspecto es uno de los que más estrés genera a todas las personas. Las largas colas, la cantidad de gente… Buscar el regalo perfecto no es fácil pero si te anticipas a la navidad podrás olvidarte de este agobio, ahorrarás dinero y tiempo y, sobre todo, prescindirás de esas compras impulsivas de última hora que normalmente son un fracaso. Hazte una lista con los regalos que necesites, te servirá de gran ayuda.

4. Evitar temas comprometidos: Nos juntamos con muchos amigos y familiares que hace tiempo que no vemos y tenemos muchos puntos de vista. Por eso, si quieres tener una cena tranquila sin sobre saltos siempre es recomendable evitar ciertos temer que puedan traer controversias. Los juegos son un buen aliado en este tipo de cenas.

5. Moderar comidas y alcohol: Sabemos que es la época del año donde las comilonas son de lo más frecuente, comer con moderación y buscar un equilibrio es clave para evitar problemas de salud en las fechas más importantes. Aunque no lo creamos, estas situaciones de mal estar también provocan estrés al no poder disfrutar de las fiestas como se debería.

6. Ejercicio: hacer deporte es decisivo en días de ansiedad. Tiene efecto desestresante, libera mente y cuerpo. Salir a correr, montar en bici, acudir al gimnasio o simplemente andar es muy positivo.

 

Pero el objetivo principal es disfrutar de estas fiestas, de la familia y de los amigos. Por eso, estés donde estés solo debes de tener un único objetivo: ser feliz. Feliz Navidad (sin estrés).

 



Los comentarios están cerrados.