twitter facebook

Navidades sanas y ligeras

Se acercan las esperadas y temidas . Esperadas por unos: los encuentros familiares, la ilusión de los niños o los regalos… y temidas por otros: el adiós a la dieta, a comer sano, o no volver a pisar el gimnasio hasta principios de enero. Pero aunque parezca mentira, llevar a cabo una es posible. Son días llenos de cenas y comidas copiosas con la familia y los amigos, la ingesta de calorías es muy grande y los empachos están a la orden del día durante estas semanas.

Se acercan las esperadas y temidas Navidades. Esperadas por unos: los encuentros familiares, la ilusión de los niños o los regalos… y temidas por otros: el adiós a la dieta, a comer sano, o no volver a pisar el gimnasio hasta principios de enero. Pero aunque parezca mentira, llevar a cabo una dieta sana en Navidad es posible. Son días llenos de cenas y comidas copiosas con la familia y los amigos, la ingesta de calorías es muy grande y los empachos están a la orden del día durante estas semanas.

Por eso, si este año te encargas tú del menú, queremos darte unos cuantos consejos útiles y nutritivos para que tus invitados disfruten de una cena rica y sana:

  • Es buena idea diseñar un menú que se componga de unos aperitivos ligeros, un entrante, un único plato principal, ya que muchas veces hay dos, siendo éstos carne y pescado, y para terminar, un postre.
  • Piensa en compensar alimentos, si decides que el entrante sean productos que lleven pescado, el principal que sea carne, y al revés.
  • Es importante tener en cuenta las porciones que puede comer cada comensal. Las porciones adecuadas para cada uno, servidas en cada plato, es mucho mejor que llevar fuentes enteras a la mesa a modo “buffet”. Los invitados tenderán a comer más de lo necesario. Por eso, limita esa tentación.
  • Incorporar verduras a los platos siempre es una gran idea. Además si usas verduras frescas aportarán un nivel más alto de nutrientes. Gracias a la gran variedad que existe puedes usarlas en salsas, ensaladas, tartaletas, canapés
  • Cocinar platos que aporten las conocidas grasas “buenas” es un verdadero acierto. ¿Dónde las puedes encontrar? En pescados como el salmón o el atún, o en frutos secos.
  • Elaborar el pan, los dulces o las salsas de manera autónoma es mucho más sano que aquellas que ya están hechas. Olvídate de productos con aditivos, o conservantes si eres tu quién lo cocina desde cero. Es laborioso pero merece la pena. Puedes usar cacao puro, jengibre, frutos secos, semillas o fruta.
  • La fruta también puedes usarla para tus platos principales o como decoración. Es fuente de fibra y necesaria para este tipo de celebraciones. Las legumbres también son una muy buena idea. Estos dos productos son los grandes olvidados en Navidad así que tampoco te afectará al bolsillo ya que los precios se mantienen.
  • Los alimentos que den sensación de saciedad o aquellos que exigen un mayor esfuerzo de masticación deberían de tener protagonismo en tu evento. Ya hemos nombrado algunos como fruta, semillas, frutos secos o verdura pero la carne o los cereales integrales también entran dentro de este grupo.
  • La carne fresca es mejor opción que los embutidos, y si vas a decantarte por algún queso, mejor que sea sin procesar.
  • El marisco y los moluscos son muy ligeros y nutritivos. ¡Que no falten!

Sabemos que es difícil no sentirse hinchado o tener algún problema digestivo por la gran ingesta de comida que se hace en estos días por eso te recomendamos

  • Comer despacio: Cuanto más rápido lo hagas mayor cantidad de alimentos comerás y la sensación de saciedad surgirá más tarde. Así aparecen los empachos y la pesadez. Evítalo. Disfruta de la comida y del ambiente con calma.
  • No te saltes comidas: muchas personas deciden no comer nada hasta que llegue la hora de la comida o a la cena que se vaya a celebrar. Esto es un gran error, después comerás más rápido y más de lo necesario. Olvídate de ese método y come bien pero ligero durante el día.
  • Bebe con moderación.

Hay millones de recetas que te ayudarán a llevar a cabo menús de Navidad sanos, con eso y un poco de imaginación conseguirás una celebración por todo lo alto. Ahora solo queda disfrutar.

 



Los comentarios están cerrados.