twitter facebook

Vacaciones: libera cuerpo y mente

Llega la Semana Santa y con ella un periodo de días libres para algunos afortunados. Unas minis vacaciones que siempre son muy bien recibidas. Playa, sol, tiempo libre, descanso, disfrutar de nuestras actividades favoritas, contar con tiempo para uno mismo y un sinfín de actividades que hacer en estos días. Las vacaciones son muy buenas tanto para el cuerpo como para la mente pero realmente, ¿Conoces los beneficios que pueden aportarnos estos días de desconexión del trabajo?

 

  • Mejora el estado de ánimo: Es normal que la espera de días libres nos aporte un mejor carácter. Además planeando las vacaciones también se disfruta. Con solo su visualización el estado de ánimo mejora, nos sentimos más felices, emocionados y expectantes.

 

  • Mejora nuestra salud: Al dejar de lado las preocupaciones y obligaciones del día a día que se sufre en el trabajo, baja el nivel de estrés y la tensión que éste provoca. En muchas ocasiones, estas dos cosas provocan contracturas, problemas en las cervicales y migrañas. Por lo tanto, en vacaciones se duerme mucho mejor y la sensación de no descanso que algunas personas tienen durante la semana desaparece. Es tiempo de recargar las pilas.

 

  • Tiempo para nosotros mismos: Cada día llevamos a cabo una misma rutina. Salir de ella nos permite dejar de lado obligaciones, deberes, compromisos y responsabilidades para dedicarnos únicamente a nosotros mismos. Muchas personas deciden reflexionar sobre sus aspiraciones, sus vidas, y cambios futuros para su beneficio.

 

  • Se potencia nuestra energía: La llamada fatiga crónica afecta a más gente de la que nos pensamos, por eso, una de las ventajas de los viajes es que nos sentimos con más vitalidad al alejarnos de nuestras vidas rutinarias.

 

  • Aumento de la creatividad: Salir de la rutina ayuda a tener ideas interesantes ya que refresca la mente. Planear escapadas cortas es mejor que decantarse por vacaciones muy largas. Las escapadas de fin de semana, junto con los puentes, son los descansos más recomendables. No olvides que si necesitas tomar una decisión importante cuanto más relajados estemos más clara se verán las cosas y las ideas fluyen solas.

 

  • Enriquecimiento personal: visitar zonas nuevas, realizar actividades que anteriormente no hemos practicado, conocer nuevas personas, etc… todo esto te hace crecer como persona, aportando nuevas vivencias que pueden convertirse en experiencias únicas, inolvidables y fuente de aprendizaje.

 

No olvides que las vacaciones son necesarias, nos ayudan a cambiar el chip y a descansar de nuestro día a día. Déjalo todo por unos días y preocúpate solo por disfrutar, porque esa es la mejor de las medicinas.



Los comentarios están cerrados.